Los sindicatos son garantes de la defensa de los derechos de l@s trabajador@s

Foto de familia entre UGT Sevilla y Ver.di

Esto es lo que han destacado el sindicato UGT Sevilla y Ver.di, un sindicato alemán cuyos jóvenes que se reunieron en Sevilla para poner sobre la mesa la necesidad de una apuesta firme por el sindicalismo en los centros de trabajo, como único medio para garantizar la defensa de los trabajadores y trabajadoras, las políticas sociales y el estado del bienestar.

Para Juan Bautista Ginés Secretario General de UGT Sevilla, las diferencias entre los sindicatos en el resto de Europa y en España, son determinantes. Los sindicatos Europeos sólo aplican convenios para sus afiliad@s, lo que en la práctica supone que todo aquel que quiera beneficiarse de dichos convenios, acuerdos, etc…debe estar afiliad@, una situación que en España no se da ya que negociamos para todos l@s trabajador@s, afiliad@s o no.

La crisis , sus consecuencias y las actuaciones de UGT, han centrado parte de su intervención.

“El sindicato ha estado permanentemente contra las medidas impuestas por el PP medidas que concretaron en una reforma laboral que ha dejado a los trabajadores y trabajadoras sin derechos. Dicha reforma laboral otorga más poder al empresario frente al trabajador. Está acción del gobierno contra la clase trabajadora derivó en tres huelgas generales”.

Así, el secretario general de UGT Sevilla aseguró que han apostado de forma clara por las personas a través de propuestas concretas: “Cambio en la política fiscal en la que pague más el que más tiene; una Banca pública similar a la de Alemania que favorezca que todas las personas tengan derecho a una vivienda; Empleo público; apuesta por la Industria, evitando las deslocalizaciones; mejorar las infraestructuras para la implantación de empresas; Sanidad universal y gratuita. Medidas que convertirían España en un país más justo en el que todos y todas seamos iguales.

En la misma línea, la intervención de los dirigentes del sindicato alemán Ver.di pusieron el acento en la necesidad de aunar esfuerzos para hacer una Europa más social y más justa, a la vez que remarcaron las diferencias en cuanto a prestaciones sociales, avances en materia de maternidad (1 año en Alemania frente a las 16 semanas de España), entre otras. Los sindicalistas alemanes también hicieron hincapié en el trabajo que desempeñan cada día en su país formando a los jóvenes, trabajando en la formación en las empresas, contra el racismo, contra la desigualdad, etc.