Se presenta el informe sobre riesgos físicos y psicosociales por agresiones en el trabajo en la Atención a la Discapacidad

El Secretario Enseñanza Privada y Discapacidad de FETE-UGT, Jesús Isidoro Gualix Muñoz y el Secretario Enseñanza Privada y Discapacidad de FETE-UGT Andalucía, Jesús Bru Lobato, acompañados por la Secretaria General de FETE UGT Almería, Carmen Vidal Salcedo presentaron el Informe sobre riesgos físicos y psicosociales por agresiones en el trabajo en el sector de la Atención a la Discapacidad, elaborado por FETE-UGT, y analizaron la situación en la que se encuentra el Sector de la Discapacidad.
El Secretario Enseñanza Privada y Discapacidad de FETE-UGT fue el encargado de analizar los resultados de la consulta, de ámbito estatal, realizada a cerca de 700 trabajadores y trabajadoras de centros de trabajo en los que es de aplicación el XIV Convenio Colectivo General de Centros y Servicios de Atención a Personas con Discapacidad. “Este estudio, elaborado entre el 1 de abril y el 14 de mayo, a petición de los trabajadores de este sector profesional, tiene como objetivo poner cifras a una realidad conocida, como primer paso para buscar soluciones” señaló.
Para el responsable sindical, “es obvia la necesidad de mayor atención al sector de la discapacidad, no sólo desde el punto de vista social sino también desde el laboral. Centrándonos en este último, nos encontramos con profesionales que trabajan en unas circunstancias complejas, en ocasiones conflictivas, que atienden a un número muy elevado de usuarios debido a la falta de personal. Sin duda, esta compleja situación requiere una mayor atención por parte de la Administración Pública que no termina de poner los medios económicos necesarios”.
Sobre los aspectos que analiza este estudio, Jesús Gualix destacó que “el 30% de los trabajadores del Sector de Atención a la Discapacidad sufren de manera frecuente situaciones de violencia física y un 24% de violencia psicológica. Así mismo, hay que resaltar la falta de protocolos de actuación o el desconocimiento de los mismos por parte del personal”.
A este respecto, apuntó que los trabajadores del sector solicitan “más profesionales para repartir la carga de trabajo y hacer frente a las situaciones de conflicto; más medios económicos; espacios más amplios, diversos y mejor adaptados; y la necesidad de ajustar el salario a la labor que desempeñan, entre otros aspectos”.
Ante esto, el representante sindical manifestó que FETE UGT propondrá la creación de un nuevo complemento salarial específico vinculado a la especial necesidad de quienes están desempeñando su puesto de trabajo en una situación de especial vulnerabilidad, reclamando la constitución urgente de las Mesas de Negación de la Discapacidad, formada por Administración, sindicatos y patronales, en todas las Comunidades Autónomas. “Es necesario que las Administraciones Públicas comiencen a colaborar y que de una vez por todas, se den cuenta de que sin más medios económicos y sin más recursos no se pueden resolver los problemas existentes” exigió.
Por su parte, el Secretario Enseñanza Privada y Discapacidad de FETE-UGT Andalucía, Jesús Bru Lobato explicó que “desde hace meses, a nivel regional estamos realizando una campaña reivindicativa para que la sociedad en general conozca las condiciones laborales y salariales, de unos trabajadores y trabajadoras que hacen posible que la atención a personas con alguna discapacidad y dependientes sea posible, así como trasladar tanto a la Administración como a las Asociaciones y Patronales una serie de reivindicaciones que venimos reclamando desde hace mucho tiempo y que hasta ahora no han sido atendidas”.
“Desde hace años venimos reclamando la creación de la Mesa de Negación de Discapacidad, ya que entendemos que es la única manera en la que realmente se puedan discutir, plantear y solucionar determinadas cuestiones que de otra manera sería imposible, pero desgraciadamente la Administración no está por la labor” indicó Bru.
Por otro lado, aseguró que “estamos en contacto con la patronal para poder llegar a determinadas concreciones sobre la aplicación del Convenio Colectivo, procurando que las interpretaciones que se hagan de él sean para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras. Así mismo, a la Administración, además de plantearle cuestiones generales, le hemos referido aspectos muy concretos, como son los retrasos que de forma continuada se dan en el pago de las subvenciones que le corresponden a los centros, unos retrasos que no sólo repercuten en el personal, a los que en algunos casos se les adeudan 4 ó 5 nóminas, sino también en el servicio que se presta, lo que está provocando situaciones muy complicadas”.
Finalmente, Jesús Bru criticó que “a los políticos se les llena la boca hablando de discapacidad y de defensa de los servicios sociales, y nunca hablan de mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores que son los que posibilitan que se presten a la sociedad estos servicios. Contrariamente, tratan por todos los medios de que se ofrezcan estos servicios a la menor cuantía posible, y siempre a costa del personal que los realiza”.
El sector de la Atención a la Discapacidad engloba a más de 200.000 trabajadores de los centros de trabajo de titularidad privada y de los servicios de atención a personas con discapacidad, así como las asociaciones e instituciones constituidas con esa finalidad. También afecta a todos los centros de trabajo de titularidad pública gestionados por empresas, fundaciones o asociaciones de carácter privado con ese mismo ámbito funcional. En Almería, son 25 los centros de discapacidad y unos 600 los trabajadores y trabajadores.