FETE-UGT denuncia que la Consejería de Educación ignora los consensos de la Mesa Sectorial

Torretriana webDesde FETE-UGT manifestan que la actitud de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía resulta intolerable. Una vez más vuelve a saltarse los consensos que se alcanzan en el seno de la Mesa Sectorial de Educación, convirtiendo en meros convidados de piedra a las Organizaciones Sindicales presentes en la misma, desoyendo no sólo a dichas Organizaciones sino a los trabajadores de la
enseñanza de las que son legítimos representantes. Toda vez que en la última Mesa Sectorial sobre los Itinerarios que se van a implantar en
Bachillerato, la mesa unánimemente valora de forma positiva la propuesta de la propia administración, quien con respecto al Bachillerato de artes en su vía de Artes Plásticas proponen que el alumno que desee cursar dos materias específicas de modalidad, cursaría una hora menos de Fundamentos del Arte puesto que esta se quedaría con una carga horaria de 3 horas, en lugar de cuatro, y no cursará ni Segunda Lengua extranjera ni las Específicas Optativas: Cultura Científica, Religión o Educación para la Ciudadanía. Esta propuesta era específica para ese caso. Cuando se publican las Instrucciones, lo que se ve reflejado en ellas es que se elimina la posibilidad de elegir por parte del alumnado y además se amplía al Bachillerato de artes en su vía de Artes Escénicas, para el que no se había planteado modificación alguna con respecto a la propuesta realizada por la Consejería.
Para mayor abundamiento existía el compromiso de que las mencionadas Instrucciones serán enviadas a las todas Organizaciones Sindicales que componen la Mesa antes de su publicación, y nos consta que hay Organizaciones que no las han recibido.
Desde FETE-UGT consideran que hace un flaco favor a la educación andaluza la actitud de la administración educativa autonómica no
poniendo en valor la labor realizada por las Organizaciones Sindicales e incluso pervirtiendo el sentido del foro en el que el debate, la confrontación de posturas y la toma decisiones debe producirse porque, finalmente, cuando no se respetan los acuerdos tomados en el mismo, quien termina perjudicado es el propio Sistema Educativo Andaluz.